Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Buscar plantas

Cuidados de la planta Prunus persica, Melocotonero o Durazno.

Cuidados de la planta Prunus persica, Melocotonero o Durazno

El género Prunus, de la familia de las Rosáceas, está integrado por unas 200 especies de árboles y arbustos originarios, en su mayoría, de las zonas templadas del Hemisferio Norte. Algunas especies son: Prunus persica (melocotonero, durazno), Prunus cerasifera (Ciruelo rojo), Prunus domestica (ciruelo europeo), Prunus mahaleb (Cerezo de Santa Lucía), Prunus lusitanica, Prunus spinosa (endrino), Prunus dulcis (almendro), Prunus laurocerasus (lauroceraso, laurel cerezo), Prunus armeniaca (albaricoquero), Prunus cerasus (guindo), Prunus avium (cerezo silvestre).

Es conocido por los nombres vulgares de Melocotonero o Durazno. A pesar de su nombre científico (Prunus persica) procede de China.

Son pequeños árboles o arbustos de retorcidos y muy ramificados tallos que pueden alcanzar los 8 metros de altura. Las hojas son caducas, alternas, de forma lanceolada y borde aserrado. Lo más interesante son sus abundantes flores axilares que surgen antes que las hojas y pueden ser blancas o rosas (según la variedad). Florecen en primavera. El fruto es conocido como melocotón o durazno, que en las variedades ornamentales suele ser un fruto pequeño.

Se emplean como árboles frutales (variedades hortícolas) o como ornamentales en cuyo caso se utilizan como ejemplares aislados o en pequeños grupos.

El Melocotonero necesita una exposición de pleno sol o al menos bien iluminada. En invierno necesita un período de reposo con algunas horas del día a una temperatura menor de 7 ºC. Tolera bien las heladas.

El suelo debería ser ligero, estar bien drenado con arena y contener materia orgánica. No le convienen los suelos calcáreos ni arcillosos. El trasplante o la plantación definitiva es mejor hacerlos en otoño.

Regar de forma frecuente en el verano (sin encharcar) e ir reduciendo bastante los riegos el resto del año.

Abonar con fertilizante orgánico a finales del invierno y con fertilizante mineral a principios de la primavera para favorecer la floración.

Se podan a finales de invierno cuando haya pasado el peligro de heladas.

Pueden ser víctimas del ataque de pulgones y otros insectos además de sufrir de clorosis.

La multiplicación de las variedades ornamentales es complicada (injertos) pues son estériles por lo que recomendamos adquirir los ejemplares en viveros, centros de jardinería o tiendas de plantas.

Fotos de la planta Prunus persica, Melocotonero o Durazno

Prunus persica
Prunus cerasifera pisardii